Perspectivas: Otra de esas tardes

12.07.2010

Otra de esas tardes


**Cuando la vida me tenía revuelta siempre estabas tú. Hoy ya no estás y  ayer te recordé de nuevo en una de esas tardes en las que te me apareces como si los fantasmas existieran. Estabas sonando en el radio  con "Time after time" como si toda la tarde hubiera lanzado un hechizo imaginario para invocarte. Me quedé contemplando el caer del entresueño en las orillas de la calle, vi  el sol entre los árboles con el inusual viento frío y te extrañé. Te extrañé tanto como extraño la desordenada manera que tenías de ordenarlo todo, la forma fantástica de resolverme parcialmente la vida con solamente dejarme  recostar la cabeza sobre tu almohada y hablarte de mí..Seguí manejando y pasé por tu calle...pasé por tu casa precisamente mientras la canción seguía sonando.A veces odio que ese lugar sea un paso inevitable, otras no tanto. Me dieron ganas de bajarme a buscarte, llegar de pronto como antes y verte al abrir la puerta con tu pelo castaño largo y revuelto, con tu sonrisa maravilla. Me dieron ganas de escuchar tu voz- ¿Qué onda sis? -extraño tanto eso..
Me quedé ahí parada como si esperara a que te asomaras hasta que algún histérico sonó el claxon haciéndome volver del trance en el que me vuelvo como algo inevitable cuando pienso en tí...
Después te odié de nuevo, te odié por abandonarme y dejarme aquí varada.. te odié por no esperarme, por las canciones que te perdiste, por las mentiras que nunca te dije, por las ganas de largarnos que nunca pudimos lograr juntos.. te odié por no esperarme, te odié por el momento en el que decidiste largarte del mundo y no pensaste en mí..por que estoy segura de que no pensaste... Después me calmé toda de nuevo..siempre me pasó contigo eso de no poder enojarme demasiado, aún cuando no estás me pasa. Recordé nuestra última plática, recordé aquella tarde en la que un cabrón me rompió el corazón y fui corriendo a buscarte y tú me abrazaste con una ternura inaudita.- Deberíamos enamorarnos sister.. - me dijiste muy serio ..y yo me eché a reir, esperando un acompañamiento absurdo a tal añoranza.. - Esos sería como un incesto intelectual- te dije entre risas y tristeza..  - Nah.. en realidad somos más chingones que eso, somos demasiado inteligentes como para echarlo todo a perder con algo que nos dure tres meses y nos separe por años -
Y así me fuí por completo para regresar con una sonrisa evocándote.  Así como eras, aunque te hayas ido hace ya casi siete años antes de que mi vida llegara a la catársis.  Siempre tan voluntarioso, siempre tan haciendo lo que te daba la gana.. siempre tan más allá de todos. Creo que te recordé más de lo normal por que en unos días retomaré el bajo que aprendí a tocar contigo. ¿Qué me dirías al respecto?
 Tú siempre tan aquí conmigo aunque en extrañarte se me vayan las tardes llenas de melancolía.






Soy ojalá frente al tiempo. 
La última nota esperanzada de un violín de ceniza.


**Para Herman Hedderich Patrón.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...